Contrato de franquicia

El contrato de franquicia es un contrato atípico, que hasta hace poco no estaba regulado expresamente por la ley. De origen estadounidense , que en los últimos años se han vuelto cada vez más importante en el mercado italiano, en la producción, patente u otros conocimientos (know-how) como la franquicia se afirmó como un tipo emprendedor de éxito.

Los contratos utilizados en nuestro país por el franquiciador no muestran diferencias significativas, lo que permite, en cierta medida, su aprobación por macro áreas relacionadas con la distribución de bienes y prestación de servicios.

 

El contrato de franquicia en detalle

El contrato de franquicia se puede definir como una atípica con el correspondiente contrato de actuaciones plazo, con el que el franquiciador (licenciante o franquiciante) otorga a otro empresario (franquicia o filial), el derecho a vender sus productos después del uso de la marca del franquiciador y sus signos distintivos o una patente, know-how y su apoyo a la celebración de un contrato, el pago de una cantidad fija periódica (cuota de inscripción o cuota de entrada o la cantidad mínima), mediante el cual el empresario entra en la cadena y el pago de una cuota adicional para ser proporcional al volumen de negocio (regalías).

Las obligaciones de las partes

El contrato establece una serie de obligaciones tanto para el franquiciador como para el franquiciado.

Para el franquiciador:

  • La traslación de la licencia de franquicia para el uso de su fórmula comercial, incluido el derecho a utilizar el conocimiento especializado y los signos distintivos de la franquicia (logotipo, la muestra y el material gráfico)
  • La Formación del franquiciado o su personal;
  • La Asistencia técnica y administrativa.

Las obligaciones del franquiciado son:

  • El ajuste a los estándares de calidad del franquiciador;
  • La Obligación de secreto;
  • El pago de las tasas
  • La Obligación de utilizar las marcas distintivas de la franquicia en los límites de la licencia concedida en el contrato.

 

Lo que hay que indicar explícitamente en el contrato de franquicia

Al elaborar o firmar un contrato de franquicia, especialmente en el sector de los servicios, es necesario prestar atención a los siguientes puntos que pueden ser críticos para el éxito del acuerdo y que a menudo son los posibles elementos  de disputa entre las partes.

Definir el alcance y la extensión de la cláusula de exclusividad.

A través de esta cláusula, para cada afiliado se le asigna una área exclusiva y específica.

El franquiciado está obligado a no vender bienes o prestar servicios en competiciòn con el franquiciador o sus afilados y no va a vender los mismos productos y/o proporcionar los mismos servicios fuera del territorio asignado. A su vez el franquiciador está obligado a no vender bienes y a no prestar servicios en el ámbito de la jurisdicción territorial asignada al franquiciado, que sea directamente o a través de la asignación de esa zona a otras filiales.

Este elemento tiene que ser comprobado cuidadosamente en el contrato de franquicia, como la cláusula de “exclusividad”, ya que no resulta un efecto natural del contrato de franquicia  proporcionandose por las partes (como se indica por un famoso juicio del 09/02/1990, desde el Tribunal de Lecce)

Duración del contrato de franquicia

No hay una duración máxima establecida en el contrato de franquicia, que se puede introducir en forma indefinida (indicando el modo y el poder de la retirada por las dos partes) o en duración determinada (en este caso las partes deberán regular la opción de renovación del acuerdo). El franquiciado tendrìa que evaluar la duración del contrato para obtener una amortización de los gastos (de acuerdo con el art. 3, párrafo 3 de la ley no. 129/2004).

Definir el objeto del contrato de franquicia

Despuès de la definiciòn del contrato comercial, se va a empezar la transferencia de los conocimientos especializados desde el franquiciador al franquiciado. Al firmar el contrato de franquicia se tiene que definir claramente que realmente se transfiere desde el franquiciador al franquiciado.

En el caso de las tiendas franquiciadas (ropa, accesorios, artículos para el hogar, etc.) no hay preocupaciones particulares: junto con el uso de la marca y así sucesivamente, el franquiciador vende exclusivamente sus propios productos. En el caso de los servicios (como en los restaurantes o en las agencias postales privadas) la transferencia puede referirse a cosas concretas (por ejemplo, equipos especiales, tales como freidoras) o a los elementos intangibles, en primer lugar el “saber” que es un proceso particular de trabajo.

En cada caso entre los tres analizados previamente es aconsejable determinar en detalle “qué” se va a transferir desde el franquiciador al franquiciado y también determinar el alcance de la asistencia que se ha comprometido a dar para su affiliado durante el período del contrato de franquicia .

En cualquier caso, usted podrà pedir un consejo experto por un contador o un profesional de la industria para evaluar el contrato de franquicia. Soluzioni le   ofrecerá asesoramiento de sus expertos, tanto para los franquiciadores que desean evaluar el cumplimiento del contrato para sus potenciales franquiciados como los que están a punto de entrar en un contrato de franquicia como afiliados y que quieran profundizar más aspectos.

Rellene el siguiente formulario para obtener asesoramiento.